La Cofradía de Pescadores de Sanlúcar de Barrameda continua con el desarrollo del proyecto “Estudio para la elaboración de un Plan de Gestión Integral de la pesquería del cerco en el Golfo de Cádiz», financiado por el Programa Pleamar de Fundación Biodiversidad, Ministerio para la Transición Ecológica en el marco del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca.

Este proyecto coincide con una nueva campaña del cerco bastante mala en resultados y que pone de manifiesto que esta pesquería precisa de especial atención.

En estos meses de trabajo, se está finalizando con las tareas de análisis como la caracterización de la flota del Golfo de Cádiz, de las especies objetivo y secundarias, del caladero y operatividad de las diferentes flotas.

Y de otra parte también se trabaja con como el análisis histórico de las capturas desembarcadas en las principales lonjas del Golfo de Cádiz y que son las de Isla Cristina, Punta Umbría, Sanlúcar de Bda, El Puerto de Sta. Mª, Cádiz y Barbate, información que se solicitó en los primeros meses a la Administración con competencias en la materia. El objetivo de esta fase del proyecto sigue siendo la caracterización de la pesquería.

En este mes de abril se produce un hecho destacable en la pesquería que provoca una situación particular y se trata de un acuerdo del Ayuntamiento de Barbate que se envía al Comisario Europeo de Pesca y al Ministerio poniendo de manifiesto irregularidades en la gestión del cerco en algunos puertos que participan de la pesquería.

Se entiendo que todo es fruto de la mala situación de la pesquería, sin embargo, todo este tipo de actuación genera un ambiente complicado para el desarrollo del proyecto, no obstante, las actividades continúan desarrollándose.

Es importante destacar que este trabajo es una iniciativa que sale del sector, y que se está desarrollando con un enfoque participativo, en el que toda la flota cerquera tiene la oportunidad de expresar sus inquietudes, su visión y sus necesidades, de manera que el diagnóstico refleje fielmente la situación real de la flota, incluyendo siempre la viabilidad técnico-económica de los buques/empresas a medio y largo plazo.