La Cofradía de Pescadores de Sanlúcar de Barrameda continua con el desarrollo del proyecto “Estudio para la elaboración de un Plan de Gestión Integral de la pesquería del cerco en el Golfo de Cádiz», financiado por el Programa Pleamar de Fundación Biodiversidad, Ministerio para la Transición Ecológica, en el marco del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca.

En concreto, las actividades a desarrollar en estos meses se enmarcan en la actividad 2 destinada a la identificación de los factores que influyen en la sostenibilidad de la pesquería.

Concretamente se trabaja en el análisis de la estructura de costes y umbral de beneficios ecosotenibles, un estudio de la comercialización de los principales productos del cerco, así como un análisis de la evolución de precios y tendencias de estos productos.

Este mes de junio coincide con la pesquería de la sardina ya abierta, pero en la que los barcos, dada la escasez de cuota, prácticamente no la están pescando esperando a que los precios aumenten.

Los precios del boquerón en lonja siguen siendo especialmente bajos y entre la flota aflora la impotencia y la desesperación al ver como esta pesquería y sector no mejora su situación.