ARRASTRE

 

La modalidad de arrastre es posiblemente junto con el de cerco la más extendida en todo el litoral andaluz, y de gran importancia en el Golfo de Cádiz. Este tipo de pesca se realiza con una gran bolsa de red que por diversos medios se mantiene abierta y es arrastrada por el barco.

Existen muchas modalidades de pesca de arrastre: arrastre por la popa, por el costado, a la pareja, con tangones, etc, sin embargo la flota presente en Sanlucar y mayoritaria en el Golfo de Cádiz es el arrastrero de litoral por popa.

Las características principales de este tipo de barcos son:

    Eslora 15 y 24 m
    Eslora entre perpendiculares 13 y 20 m
    Manga 4 y 5 m
    Calado 2 y 3 m
    Arqueo (GT) 50 y 100 GT
    Arqueo (TRB) 40 y 80 TRB
    Potencia motor principal 250 y 400 CV
    Tripulación 8 y 14 personas
    Material del casco Madera, PRFV o acero

barco arrastre

Actualmente la mayoría de ellos están construidos con casco de PRFV, aunque todavía pueden verse en algunos puertos andaluces barcos de arrastre clásicos construidos en madera, como es el caso de Sanlúcar de Barrameda y el Puerto de Santa María en la provincia de Cádiz.

El arte. Red que presenta un cuerpo en forma de embudo o cono, fabricada en hilo de plástico o nylon, y formada por diferentes tipos de malla. La boca del arte tiene una relinga superior con flotadores y una inferior con plomos de modo que durante el arrastre se consiga mantener la máxima abertura de la red.

El tamaño del arte depende principalmente de la potencia del barco y de su tonelaje (TRB), mientras que la especie o especies objetivo determinarán la configuración del arte (tamaño de la abertura, número de flotadores, etc.)

Una vez descargadas las capturas en cubierta, se procede a la clasificación por tamaño y especie.

Para la conservación de las capturas los arrastreros incorporan una bodega aislada térmicamente y situada generalmente a proa de la cámara de máquinas. Periódicamente se carga con hielo que mantiene la temperatura adecuada en el interior para conseguir que el pescado llegue fresco a puerto. Los barcos de mayor porte instalan su propia fábrica de hielo.

Por las características de la modalidad de pesca, el arrastrero captura todo lo que el arte encuentra a su paso, sin realizar selección alguna. Pueden por tanto capturar todo tipo de crustáceos (gamba, langostino, cigala, etc.), especies bentónicas (acedía, lenguado, etc.) y especies demersales (merluza, pijota, bacaladilla, salmonete, etc.)