MARISQUEROS

Los buques dedicados a la pesca de moluscos bivalvos suelen denominarse comúnmente marisqueros, y existen de diversas modalidades como son las dragas hidráulicas, los rastros remolcados por popa, y los rastros remolcados por proa.

Las dragas hidráulicas son barco caracterizados por incorporar en proa una draga hidráulica o rastro mecanizado y utilizado para la captura de moluscos mediante el arrastre del arte.  En la actualidad se utiliza exclusivamente en barcos del Golfo de Cádiz, para la captura de chirla (Chamelea gallina).

Las características principales son: 

     Eslora 10 y 15 m
     Manga 4 y 6 m
     Calado 0,5 y 1 m
     Arqueo (GT) 10 y 18 GT
     Arqueo (TRB) 8 y 16 TRB
     Potencia motor principal 90 y 150 CV
     Tripulación 3 a 4  personas
     Material del casco Madera o PRFV

El arte de la draga en sí esta formado por un paralelepípedo cuyas dimensiones dependen de la potencia y características de la embarcación, siendo el tamaño más común de 2,75 m. de ancho por 2 m. de largo y 0,45 de altura. Mediante una manguera de goma conectada a una bomba en el barco, se proporciona agua a presión a unos inyectores que durante la maniobra de arrastre desentierran del fondo los moluscos. La draga durante su movimiento por el fondo va recogiendo los moluscos desenterrados y depositándolos en el cuerpo principal del arte.

Este tipo de artes se dedica en exclusivo a la pesca de la chirla.

MARISQUEROEl rastro remolcado por proa, Embarcación destinada al marisqueo en las costas del litoral Mediterráneo andaluz, mediante el arrastre por la proa de uno o varios rastros. Destacan por incorporar una maquinilla para proporcionar la fuerza de tracción y generalmente un pórtico o estructura a proa que permite izar y largar las artes. Dependiendo del puerto y la especie que se desee capturar, existen una gran variedad de rastros: jaula, rastro para chirla y coquina, rastro para corruco y concha fina, rastro para almeja chocha, rastro para navaja, etc.

El rastro remolcado por popa es una embarcación destinada al marisqueo mediante el arrastre de uno o dos artes por la popa.Se tratan de barcos de pequeño tamaño (la gran mayoría con esloras inferiores a los diez metros), y de construcción en madera, ya que es un sistema de pesca con larga tradición en las costas andaluzas. Este tipo de embarcación se encuentra principalmente en puertos de Huelva y Cádiz. marisquero3

Las características principales son:

     Eslora

8 y 10 m

     Eslora entre perpendiculares

7 y 9 m

     Manga

2 y 3 m

     Arqueo (GT)

6 y 8 m

     Arqueo (TRB)

5 y 7 GT

     Potencia motor principal

40 y 80 CV

     Tripulación

2 – 3 personas

     Material del casco

Madera o PRFV

Los rastros remolcados por popa se caracterizan por incorporar un pórtico en el extremo de popa, denominado “portería”, construido en acero y atornillado a la regala de la embarcación. Esta estructura sirve para el izado y largado de los rastros durante la maniobra de pesca, así como para facilitar la estiba de los mismos.

El rastros es un armazón de hierro en forma de semicircunferencia, cuya base, también denominada pletina o peine, es plana y en ella se insertan púas o dientes de longitud variable. Unido al armazón va el copo, formado por una red de luz de malla no inferior a 21 milímetros, que permite la salida de los individuos de talla inferior a la reglamentaria. El copo puede ser sustituido por un armazón metálico, con una estructura de alambres paralelos con una separación no inferior a 13 milímetros. El número de rastros es habitualmente dos, aunque en algunos casos se instala únicamente uno.

El rastro remolcado por popa opera exclusivamente en el Golfo de Cádiz, donde existe actualmente una flota de aproximadamente de 50 embarcaciones. El mapa siguiente muestra los puertos donde se encuentran la mayoría de las embarcaciones con rastro remolcado.